El swaddle de Nubenejo es muselina de algodón, un género noble, natural y de fibras 100% de algodón. Miden 1.2 x 1.2 mts, tamaño ideal para practicar la técnica del swaddling y envolver al bebé con comodidad.

El swaddling es la antigua práctica de envolver cómodamente al bebé en una manta o sábana delgada, para ayudarlo a sentirse seguro y contenido, replicando la sensación de bienestar que el bebé tenía en el útero materno.

Esta técnica se ha transmitido y aplicado en distintas culturas durante siglos y hoy se retoma, como una forma de ayudar al bebé a sentirse contenido, para transmitirle tranquilidad y calma, para conciliar el sueño, evitando que se despierte con frecuencia por su propio reflejo de sobresalto y también, favoreciendo la regulación de temperatura de su cuerpecito.

Cuando necesites lavar el swaddle, podes hacerlo a mano o en máquina con agua fría a 30 grados. Comprobarás que la muselina de algodón se vuelve más suave con los lavados. ;)

El swaddle es un elemento práctico que no puede faltar en el ajuar de tu bebé ya que lo podés usar en múltiples ocasiones: para abrigarlo, para tapar el coche o huevito de la luz, como sábana o cobertor para la cuna, como mantita para jugar en el piso, como babita y mucho más.

 

Manta swaddle de muselina - CHISPAS

$1.900
Manta swaddle de muselina - CHISPAS $1.900
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Casa Nubenejo Riberas de Manantiales - Manzana 61 - Lote 60, Córdoba - Argentina - Atención de Lunes a Viernes de 9 a 18hs - Sábados, coordinamos horario! (comunicate al +54 9 351 3780102

    Gratis

El swaddle de Nubenejo es muselina de algodón, un género noble, natural y de fibras 100% de algodón. Miden 1.2 x 1.2 mts, tamaño ideal para practicar la técnica del swaddling y envolver al bebé con comodidad.

El swaddling es la antigua práctica de envolver cómodamente al bebé en una manta o sábana delgada, para ayudarlo a sentirse seguro y contenido, replicando la sensación de bienestar que el bebé tenía en el útero materno.

Esta técnica se ha transmitido y aplicado en distintas culturas durante siglos y hoy se retoma, como una forma de ayudar al bebé a sentirse contenido, para transmitirle tranquilidad y calma, para conciliar el sueño, evitando que se despierte con frecuencia por su propio reflejo de sobresalto y también, favoreciendo la regulación de temperatura de su cuerpecito.

Cuando necesites lavar el swaddle, podes hacerlo a mano o en máquina con agua fría a 30 grados. Comprobarás que la muselina de algodón se vuelve más suave con los lavados. ;)

El swaddle es un elemento práctico que no puede faltar en el ajuar de tu bebé ya que lo podés usar en múltiples ocasiones: para abrigarlo, para tapar el coche o huevito de la luz, como sábana o cobertor para la cuna, como mantita para jugar en el piso, como babita y mucho más.